Todo riesgo CAMIÓN. Pymes, autónomos y flotas.

El todo incluido

Todos sabemos qué es un todo riesgo cuando nos referimos a los seguros de autos. El concepto del todo riesgo Camión es igual, pero con matices.

Se trata de una póliza que cubre los daños propios al vehículo y, en la que se establece o no, una franquicia cuyo importe podemos asignar.

En la mayoría de aseguradoras la póliza a TODO RIESGO se ofrece en un PAQUETE.

Este PAQUETE incluye el resto de coberturas adicionales, como la asistencia, las lunas, el incendio y el robo.

Además también podemos contratar un todo riesgo sólo con la PÉRDIDA TOTAL del vehículo.

Es decir, se cubren los daños propios únicamente si el perito de la compañía da el vehículo como siniestro total.

¿Los camiones se aseguran igual entonces?

Cuando nos referimos a CAMIONES, hablamos de rígidos y unidades mixtas, cabezas tractoras, remolques y semirremolques.

Hay dos formas de asegurar a TODO RIESGO un CAMIÓN.

Podemos hacerlo de la forma clásica, es decir, a través de la póliza de circulación, mediante paquetes como hemos referido antes.

O podemos separar la póliza de circulación, de la póliza todo riesgo. Algo que es muy recomendable.

todo-riesgo-camión

¿Cómo se puede hacer eso? ¿Qué ventajas y desventajas tiene?

En la forma clásica, la principal desventaja a la hora de hacer un todo riesgo CAMIÓN es que va a afectarnos inevitablemente a la bonificación.

Por otra parte, es razonable…

Si en una misma póliza, estamos asegurando el todo riesgo, las lunas, la asistencia en viaje, etc., cualquiera de esas garantías afecta.

Si sustituimos una luna afecta a la bonificación y al precio de nuestro/s vehículo/s.

En caso de que necesites prestación de servicios por asistencia, también nos afecta en el futuro, porque es un gasto que la compañía asume.

Por tanto, el rendimiento de nuestro CIF en la compañía y en SINCO se va a ver perjudicado.

Esto va a provocar que la compañía suba el precio de renovación , y por ende, originará que otras compañías, nos den peores precios.

Autónomos y Pymes

Si eres un autónomo con uno o varios vehículos, o una PYME, puedes verte en apuros para conseguir un buen precio para tus vehículos o para tu flota.

Aparentemente, puede parecer que las grandes flotas son un dulce suculento para las compañías aseguradoras.

Quizás, en otros momentos, hicieron dinero con este tipo de riesgos, pero hoy suponen una verdadera ruina de la que tratan de huir las cías.

La competencia existente, los precios bajos del mercado, los baremos de indemnización y la frecuencia que tienen muchas flotas, son un hándicap.

Aún así, muchas aseguradoras se aventuran con resultados dispares.

No es extraño que una flota de vehículos cambie todos los años de compañía o cada poco tiempo.

La ventaja de hacer el T.R. CAMIÓN a través de una póliza diferente a la de circulación, fundamentalmente, tiene que ver con la bonificación.

Nos va a permitir que la póliza de circulación y su rendimiento no se vean afectados por los siniestros cubiertos por el todo riesgo.

Siniestros que, por otra parte, suelen ser bastante cuantiosos.

En resumen, ¿cómo podemos hacer nuestro TODO RIESGO CAMIÓN?

1.- Mediante una única póliza de circulación donde se incluyan todas las coberturas en un único paquete.

Terceros, asistencia en viaje, lunas, incendio, robo y daños propios.

2.- Mediante dos pólizas distintas: una póliza de circulación y una póliza aparte que cubra las garantías de daños propios.

Así, podemos tener la circulación en una compañía, y el todo riesgo en otra.

Es más, para que nuestra/s póliza/s o nuestra póliza de flota tenga el menor perjuicio posible, también podemos disociar la garantía de asistencia.

Podemos hacer la asistencia en viaje a través de una compañía especializada como DAS, ARAG o RACE.

De este modo conseguiremos repartir al máximo la siniestralidad y conservar precios interesantes en nuestras pólizas de circulación.

Al fin y al cabo, suponen el groso de nuestro presupuesto en seguros.

¿Y cómo se hace esto segundo? ¿Hay compañías que hacen el TODO RIESGO aparte?

La gran mayoría de compañías, no. Optan por la forma clásica de aseguramiento.

Sin embargo, vamos a analizar, como ejemplo, un producto del GRUPO GENERALI que se denomina AVERÍA DE MAQUINARIA, sus siglas son “MH”.

¿Qué ofrece este producto de AVERÍA DE MAQUINARIA?

Es un producto muy versátil. Nos permite elegir las garantías que queremos contratar. Las garantías se distribuyen en:

– Riesgo Primero: donde se asegura como garantías básicas la “Impericia, negligencia y actos malintencionados del personal del Asegurado o de extraños.”

La “Caída, vuelco, impacto, colisión, descarrilamiento”, el “Hundimiento del terreno, caída de rocas, deslizamiento o corrimiento de tierras e introducción de objetos extraños.”.

“Cualquiera otra causa no excluida expresamente en la Póliza” y siempre que ocurre en territorio español.

Para los que viajen fuera, se puede contratar además una garantía adicional en este apartado haciendo extensiva la cobertura al extranjero.

– Riesgo Segundo (coberturas adicionales de contratación): se pueden contratar el “robo, atraco, expoliación o su intento, así como la sustracción total del vehículo”.

El “incendio, caída de rayo, y explosión”.

Los “daños por causa accidental en las lunas del vehículo”.

Los “gastos de salvamento del vehículo y traslado al taller de reparación más cercano al lugar del siniestro siempre que los daños tengan cobertura por el Riesgo Primero.”

Los “perjuicios por paralización del vehículo como consecuencia de un siniestro cubierto por el Riesgo Primero”

Tenemos que tener en cuenta que aseguramos en esta póliza el vehículo a valor de nuevo, mediante factura o leasing.

Se utiliza una tabla de depreciación  para los valores indemnizatorios que podremos conocer al realizar la póliza.

Edad del vehículo

Es asegurable el CAMIÓN durante los primeros cinco años.

Aunque podremos seguir con nuestra póliza de avería de maquinaria unos cuantos años más.

No obstante, la indemnización merma con respecto a los cinco primeros años.

No quedan asegurados aspectos como los neumáticos, elementos decorativos, la rotulación de los vehículos, los objetos de rápido desgaste, los medios refrigerantes, etc.

Podemos asegurar cualquier tipo de CAMIÓN, TRACTORA, REMOLQUE o SEMIRREMOLQUES.

Para la contratación sólo son necesarios los datos del tomador del seguro, copia de la documentación (PC y FT) y la factura de compra o leasing.

Además se podrán asegurar accesorios adicionales.

Es una de las mejores opciones a la hora de controlar la siniestralidad de nuestro vehículo o nuestra pequeña o gran flota.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto. Puedes leer más en nuestra política de cookies.

Cerrar