Luna trasera de un cabrio. ¿Tiene cobertura?

La historia de nunca acabar.

¿La luna trasera de un cabrio puede considerarse como cristal en el seguro de circulación?

Cuando pagamos por asegurar los cristales entendemos que aseguramos el parabrisas, la luna posterior, el techo y los cristales de las puertas.

Cuidado con la letra pequeña o con aspectos que muchas veces las compañías omiten deliberadamente como el tintado de las lunas.

Si el coche que vamos a asegurar tiene lunas tintadas, hay que comprobar que la garantía cubra esta circunstancia o venga incluido de serie.

Y si no es así, tendremos que declararlo expresamente en la póliza, ya que este tipo de cristales llevan el coste adicional del tintado.

Hazte siempre de las condiciones particulares, del condicionado general y el condicionado especial si es de aplicación en tu modalidad de seguro.

luna-trasera-de-un-cabrio

Otra cuestión muy importante hoy día es el techo solar, corredizo, practicable…

¿Tiene cobertura a través de la garantía de lunas de tu seguro?

Es importante saberlo porque cuando vemos la frase GARANTÍA DE LUNAS: INCLUIDA, no quiere decir que incluya todo lo que estamos comentando.

Bueno, ¿y ahora cómo demonios sé qué compañía me cubre todo eso?

¿Me tengo que leer los condicionados generales de los productos auto de aquellas compañías cuyos precios me interesen?

¿Eres de los que arañas hasta el último euro, de los que se quejan porque la compañía te sube diez euros la prima?

¿Tienes por costumbre cambiar todos los años el seguro de tu coche con tal de jugar con el precio?

En ese caso, vas a tener que trabajar duro para garantizarte la contratación de una buena póliza.  Y si tienes un cabrio, aún más.

Vamos a hacer referencia en este artículo a la modalidad de seguros de auto que ofrece el Grupo Generali.

Bajo las siglas UV la compañía comercializa un seguro realmente extraordinario.

En cuanto al tema que nos ocupa, este seguro como podemos comprobar en la página 29 del condicionado general cubre:

– la rotura de la luna delantera

– los cristales laterales, estén o no tintados, y sin necesidad de declararlo en póliza, ni pagar por ello un euro más. Eso sí, deben estar homologados.

– Nos cubre, evidentemente, los cristales pequeños de las zonas laterales y la luna posterior esté igualmente o no tintada

Pero lo mejor de todo es que además incluye sin coste añadido cobertura por la rotura del techo solar, corredizo o practicable… si es de serie.

Y en caso de no ser de serie, también lo podrás asegurar incluyéndolo en póliza por muy poco más.

¿Qué ocurre con la luna posterior de los coches cabrio? ¿Se podría sustituir como cualquiera otra luna y punto, no?

Pues no. La mayoría de las lunas están termo-selladas a la capota, lo que quiere decir, que no es reparable, no se puede sustituir por otro cristal.

¿Qué se hace entonces?

Se nos presenta un gran problema. Tenemos que sustituir la capota completa del vehículo.

¿Y eso lo pagan las compañías?

La mayoría de ellas, no.

¿Y qué hace la gente?

Algunos asumen inevitablemente el coste de una capota nueva, otras personas intentan reparar de una forma más o menos acertada la luna.

Otros la sustituyen por materiales plásticos o metacrilatos especiales.

Si tenemos un cabrio y queremos que la luna trasera quede cubierta y con todo ello la capota, podemos contratar el producto UV de Generali.

Pero ojo para avispados y listillos, antes de formalizar el seguro, la cía comprueba que los cristales están en perfecto estado.

Además, el coste que la cía asume por la sustitución de la capota completa nos afectará inevitablemente en el precio de la próxima anualidad.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto. Puedes leer más en nuestra política de cookies.

Cerrar