DKV SALUD

Compra-Venta de vehículos: un negocio muy lucrativo

El coche en el siglo XXI

Los vehículos han pasado de ser un artículo de lujo a convertirse en un instrumento de trabajo en muchos de nuestros hogares.

Lo cierto es que en cada casa existe más de un vehículo destinado, fundamentalmente, al desplazamiento para acudir al lugar de trabajo.

En la época en que vivimos aún es necesario aquí en España. Ya que en nuestro país existe una cultura con mucho arraigo, en donde la presencia física en el lugar de trabajo es imprescindible.

Evidentemente, es imprescindible para quien desarrolla su jornada laboral en locales, establecimientos, industrias o instalaciones, muchas veces, de cada al público.

Pero, sin embargo, el teletrabajo es una opción que se contempla muy poco en la gran mayoría de empresas españolas susceptibles de poder adoptarlo.

Y se ha hecho muy patente en este 2020. Pese a la grave pandemia que estamos sufriendo, sólo unos pocos privilegiados tienen la oportunidad de teletrabajar.

Esta difícil situación que atravesamos debido al CORONAVIRUS, ha motivado que muchas personas recurran al transporte propio.

Aunque vemos abarrotados los buses urbanos y el metro en grandes ciudades, el coche ha pasado a tener una importancia mayor si cabe.

La oferta de vehículos nuevos, KM 0, seminuevos o de ocasión es tan amplia como abrumadora.

Pero, ¿realmente la compra de un vehículo es una buena inversión?

Desde el punto de vista económico, es una mala inversión, ya que la totalidad de lo que hayamos invertido, no lo vamos a recuperar nunca.

Aunque claro, según el punto de vista desde el que se mire y las necesidades que tengamos, puede ser una inversión apropiada.

Si vives en ciudad, tu lugar de trabajo está cerca y te compras el coche por estatus o para irte de vacaciones un par de veces al año, es la peor compra.

No obstante, si tu trabajo está lejos de tu domicilio y recorres carreteras convencionales o de montaña, puede que un buen coche llegue a salvarte la vida si sufres un accidente.

La realidad es que siempre intentamos adquirir un vehículo por encima de nuestras posibilidades para satisfacer nuestra condición humana.

El automóvil es uno de los bienes que más rápidamente se deprecia. Pierde valor, circule o no. Los kilómetros, el estado de conservación o, simplemente, el tiempo de matriculación, te va a costar dinero.

Hay vehículos que se deprecian más que otros.

Marcas como Seat, Skoda, Toyota, Audi, BMW, Mercedes ó Volkswagen tienen una mayor vida útil en el mercado y su valor suele ser más alto, aunque haya pasado un tiempo.

Otras como Ford, Kia, Hyundai ó Renault se deprecian tanto que ni siquiera las propias marcas recompran sus vehículos a un precio razonable al poco de haberlos vendido.

Si adquieres un Ford, un Kia o un Renault y quieres cambiar de coche, por ejemplo, a los tres años, vas a perder mucho dinero en la operación.

Sin embargo, si adquieres un Volkswagen, un Mercedes o un BMW, pese a que vas a invertir más al ser vehículos más caros, la rentabilidad va a ser mucho mayor al vender el vehículo unos años más tarde.

El restyling y la imagen de marca

En este mundillo es inevitable hablar del “restyling”, que es la modificación que se realiza a un modelo de coche, para cambiar su aparencia estética y para dotarlo de mayores adelantos tecnológicos.

Por lo menos eso es lo que se supone, ya que cada vez más y en más corto período de tiempo, las marcas aprovechan este aparente lavado de cara para sacar un mismo modelo de coche totalmente diferente al anterior en casi todo.

Mientras marcas como Volkswagen, Opel, BMW o Skoda hacen pequeños restyling a sus modelos top ventas, otras marcas como Ford, Peugeot o Citröen cambian radicalmente el concepto de muchos de sus buques insignia.

Esto origina que coches con apenas unos años de vida comercial tengan muy poca cabida en el mercado. 

Nosotros hemos hecho una prueba poniendo a la venta un FORD FOCUS Mk3 diésel 1.5 Ecoblue de 120 caballos, con matricula del 03/2018, acabado ST Line, con sólo 25.600 kms y en color Rojo Race.

ford-focus-mk3

Se trata del modelo anterior al actual 2020/2021 que podemos configurar a través de la página web de la propia marca en ford.es

Para poder vender este vehículo, hemos insertado anuncios en páginas webs de referencia como COCHES.NET, COCHES.COM y AUTOCASION.COM

También en otras webs del sector menos conocidas como MOTOR.ES, PUBLICARS.ES, MOTORFLASH.COM, ó AUTOSCOUT24.ES entre otras.

No podíamos dejar de publicar un anuncio en MILANUNCIOS.COM, WALLAPOP ó Marketplace de FACEBOOK.

Otras opciones fueron acudir a diferentes concesionarios de COMPRAVENTA y destacar el anuncio con carteles publicitarios en diversos establecimientos de nuestro entorno.

Tampoco han faltado campañas ONLINE de publicidad a través de FACEBOOK ADS ó GOOGLE ADS.

Los resultados de nuestra prueba

El experimento partió en NOVIEMBRE DE 2020, en plena pandemia.

Un vehículo con poco más de dos años, apenas 25.600 kms, acabado deportivo ST Line, Full Equip y color Rojo Race, con la motorización indicada y con garantía FORD extendida hasta 2025 ó 140.000 kms.

Lo primero que hicimos fue ponernos en contacto con diferentes plataformas de compraventa de vehículos, COMPRAMOSTUCOCHE.ES, DRIVERIS.ES, AUTOFESA.COM ó FLEXICAR.ES

Aportando documentación del vehículo (permiso de circulación y ficha técnica) y fotografías del mismo, ninguna de las ofertas de compra subía de los 11-12.000 €, mientras en sus portales de ventas vehículos similares con micromotores de gasolina 1.0 rondaban los 15-16.000 € siempre que financiásemos, el precio contado subía en torno a 2.000 €.

Ni invirtiendo en publicidad

Cansados de perder el tiempo, pusimos anuncios en los portales COCHES.NET, donde invertimos una pequeña cantidad de dinero para mejorar la visibilidad a través de unos paquetes que venden en esta página.

El precio del vehículo lo establecimos entre 14.700 € inicial y los 13.950 € al que terminamos bajándolo.

Aunque nuestro anuncio se subía diariamente a las primeras posiciones al menos una o dos veces, tan sólo conseguimos poco más de 1.000 visitas y una única persona interesada.

COCHES.COM no nos reportó ningún contacto. Por el contrario en AUTOCASIÓN recibimos varias ofertas de particulares ofreciendo siempre mucho menos de lo que pedíamos.

El resto de portales especializados no nos reportó nada.

Los contactos de peor calidad siempre provinieron de FACEBOOK y su Marketplace. Ofertas ridículas y usuarios molestos que ofrecían poca confianza.

Sorprendió MILANUNCIOS con un sistema de publicidad económico desde donde recibimos más contactos que en ninguna otra web, y WALLAPOP que también nos aportó dos opciones serias de venta que no llegaron a concretarse.

Como último recurso acudimos a un CONCESIONARIO FORD, para entregar nuestro coche y sacar otro.

La idea era entregar este vehículo y sacar la nueva versión del FORD FOCUS con terminación ST LINE, pero con motor gasolina ECOBOOST 1.0 con 125cv.

Fue sorprendente obtener un precio aplicado descuentos de todas las campañas posibles para la nueva unidad, que superaba ampliamente los 19.000 €, mientras que por nuestro FORD FOCUS 1.5 Ecoblue de 120 CV de 2018, tan sólo nos daban 11.900 €.

En conclusión, si compras un coche de marcas que no tengan mucha revalorización y quieres cambiar al poco tiempo de vehículo, vas a perder mucho dinero o te vas a tener que quedar con el vehículo hasta el final.

Ayudas al sector por parte del Gobierno 

Cada cierto tiempo, vemos frecuentemente en prensa y televisión, noticias sobre automoción. Fábricas que cierran, marcas que dejan de fabricar sus modelos en nuestro país, descenso en las matriculaciones, etc, etc.

Se trata de un verdadero drama para todos los trabajadores y familias que viven del sector. Personas con proyectos de vida, hipotecas, gastos y una familia que sacar adelante.

Pero detrás están los gigantes de la automoción, las grandes marcas y los intermediarios, que son verdaderamente quienes corrompen esa delicada línea que existe con el consumidor.

En España tenemos un gran problema en nuestros trabajos y con nuestros sueldos. Y, aunque somos países miembros de la UE, no podemos compararnos con la mayoría de países cercanos. Es una realidad.

Desde LaGuiadelSeguro nos preguntamos cómo es posible que los precios de un utilitario convencional, una berlina tipo FORD FOCUS, RENAULT MEGANE, OPEL ASTRA, CITROEN C4, PEUGEOT 308 con motores gasolina pueda ofrecerse en el mercado partiendo de los 16.000 – 17.000 € siempre que financiemos a tipos de interés alto: 8-9-10%.

Si queremos comprar uno de estos vehículos al contado, debemos preparar la cartera o una financiación alternativa que no va a bajar del 5%, y cualquiera de los modelos indicados subirá entre 2.000 y 3.000 €. Es decir, el coche nos costará entre 18.000 y 20.000 €.

Si hablamos de motorizaciones diésel con mayor o menor potencia, vehículos híbridos o eléctricos, la subida de precios es muy considerable.

¿Para qué sirven las ayudas del Gobierno?

Hay que preguntarse una y otra vez para qué sirven las ayudas del Gobierno. Descuento de 1.000 – 1.200 € que se pierden en ese entramado oscuro de las campañas y sobreprecios que montan las marcas concesionarias.

Estaría bien que el gobierno ofreciese al entregar un vehículo y al sacar uno nuevo, pongamos 1.200 €, si el precio del coche que quisiéramos adquirir estuviera en torno a 15.000 €.

Pero si el coche en vez de 15.000 €, me lo venden en 16.200 € ó 16.500 €, esa ayuda del gobierno, no me sirve absolutamemnte de nada, que es lo que suele ocurrir.

El grifo de la banca y las financieras

Existen campañas de precios muy agresivas por parte de concesionarios y compraventas en donde ofertan coches por entre 2.000 y 4.000 € menos que a precio de contado si financias.

Pero claro la financiación que te ofrecen para hacer esos descuentos es un despropósito, un robo en tu misma cara.

Con intereses que parten del 7.95% y que pueden llegar a superar el 10%. Comisiones de apertura de entre el 3,5%  y el 5% del valor de venta del coche, con mínimos que pueden ser de 500-600-700 €.

Además, para poder acceder a estos descuentos, debes contratar también un seguro de vida, de protección de pagos o mixtos, que puede rondar los 1.200 y 1.500 € en toda la vida del préstamo. A veces, estos seguros son a prima única y, junto con la comisión de apertura, se financian para cerrar la cuota de mensual. Osea, más intereses todavía…

Todo este entramado económico, toda esta madeja reporta a las marcas, concesionarios y compraventas, comisiones cuantiosas cuyos beneficios están muy por encima de lo que obtienen por la venta a contado del vehículo.

Muchas de las financieras que aprueban estas operaciones que rondan a veces la usura, pertenecen a los mismos grupos automovilísticos PSA FINANCE SERVICES, VOLKSWAGEN FINANCIAL SERVICES, RCI BANK AND SERVICES, etc, etc.

También tiene mucha culpa la banca, que supuestamente, debe coordinar las ayudas del Gobierno destinadas a este tipo de compras, pero la banca se apunta a todos los negocios lucrativos.

Y desarrollan también estas campañas de intereses altos con los concesionarios a cambio de comisiones, facilitando los préstamos cuando se solicitan a tipos altos y endureciendo los requisitos a la hora de conceder préstamos a tipo de interés bajo.

La recomendación

Para el español de a pié que paga su vehículo con mucho esfuerzo y trabajo, la mejor recomendación es buscar la opción más adecuada en prestaciones y equipamiento y alejarnos de las ideas impulsivas cuando vemos una opción demasiado atractiva que se fundamenta en descuentos grandes por financiación.

Negociar con nuestro banco de confianza nos ahorrará pagar muchos intereses. Y si te es posible, puedes pedir parte del dinero que tengas que pagar por el coche a uno o varios familiares mediante un préstamo entre particulares.

La compra de un vehículo de segunda mano con pocos kilómetros y aún con garantía de fábrica nos evitará pagar el IVA. En la mayoría de CCAA el ITP es mucho más bajo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto. Puedes leer más en nuestra política de cookies.

Cerrar