Muerte del conductor en accidente de tráfico

Un problema de cultura

La muerte del conductor del vehículo en accidente de tránsito es muy frecuente, demasiado.

Lamentablemente cada día pierden la vida en nuestras carreteras más personas de las que quisiéramos.

Los accidentes de tráfico por imprudencias, distracciones o mal estado de las carreteras es una lacra difícil de combatir.

Ni el carnet por puntos, ni las sanciones por exceso de velocidad, ni las multas por ir sin seguro…

Nada hace que las personas se conciencien sobre el peligro que conllevan estas prácticas para sí mismo y sobre todo para los demás.

Según datos de la Dirección General de Tráfico el año 2018 se cerró con más de 1.806 fallecidos por accidentes de tráfico en nuestras carreteras.

Con el seguro obligatorio de circulación del vehículo, además de los daños a terceros y el resto de coberturas, contratamos un seguro de vida.

A través de la garantía “accidentes del conductor”, se garantiza una suma asegurada por muerte o invalidez.

Esta suma asegurada es variable según la compañía y el producto que contratemos.

muerte-del-conductor

El pago de esta garantía expira a los cinco años de ocurrido el siniestro y sólo será pagadera a sus beneficiarios legales.

En cuanto a la indemnización por invalidez permanente será abonada únicamente al conductor.

¿Qué documentos deben presentar los beneficiarios para poder percibir la indemnización a la que tienen derecho?

– Certificado del médico que haya asistido al asegurado en el que se detallen las circunstancias y causas del fallecimiento.

– Certificado de la defunción en el Registro Civil.

– Documentos que acrediten la condición de beneficiarios y su personalidad.

– Carta de exención de Impuestos sobre Sucesiones, o de la liquidación si procede, debidamente cumplimentada por Hacienda.

¿Qué ocurre si no sabemos dónde estaba asegurado el vehículo?

Podemos acudir al CONSORCIO DE COMPENSACIÓN DE SEGUROS.

Rellenaremos un impreso y nos facilitarán la información de la compañía donde está asegurado el coche.

No se suele prestar mucha atención a la suma asegurada por esta cobertura cuando contratamos un seguro de auto.

Primer,  porque uno no espera que le pueda tocar, siempre pensamos en que le ocurre a los demás.

Y segundo, porque el precio del seguro es lo más importante. Más importante que cualquier cobertura personal.

Si eres de los que piensan en el futuro de tu familia, cuando renueves el seguro de tu coche o hagas uno nuevo, recuerda este artículo.

Contrata la suma asegurada que puedas permitirte, aunque tengas que hacer un pequeño esfuerzo.

De esa manera, estarás contratando, además del seguro de tu coche, un seguro de vida para tu familia en caso de fallecimiento por accidente.

Hay compañías como Mapfre que, en cualquier modalidad de seguro de autos, la suma asegurada por fallecimiento es de 30.000 €.

Excepto su producto más económico, el TÚ ELIGES, que baja a 20.000 €.

Allianz hace algo similar a Mapfre, establecimiento la suma asegurada en caso de fallecimiento en 50.000 € en todas las modalidades de auto.

Algo que aparentemente parece insignificante, puede convertirse en un empujón importante para tu familia.

En los tiempos que corren, el dinero precisamente no es lo que sobra.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto. Puedes leer más en nuestra política de cookies.

Cerrar