Leasing o renting. ¿Quién paga si es siniestro total?

Las diferencias

En primer lugar, vamos a intentar explicar brevemente las diferencias entre leasing y renting.

Ambas son opciones de financiación para bienes nuevos, aunque últimamente el renting se está haciendo también sobre vehículos usados.

Mientras que el leasing es una opción sólo para empresas y autónomos, el renting, además, también puede ir destinado a particulares.

El renting es un método de arrendamiento financiero que no permite la adquisición del vehículo al término del contrato.

Esta modalidad está destinada a empresas, autónomos o particulares que tienen la necesidad de disponer siempre de un coche nuevo.

leasing-o-renting

En cambio, el leasing es una forma de pago que permite al empresario o autónomo adquirir el vehículo una vez finalizado el contrato.

Tan sólo deberá pagar una determinada cantidad, o bien si lo desea, continuar con el vehículo bajo unas nuevas condiciones.

En el renting, por lo general, están incluidos gastos como, el seguro a todo riesgo, el sello municipal, el cambio de neumáticos, o las revisiones.

El leasing, por el contrario, normalmente, no incluye estos gastos.

Además suele ser habitual que el arrendador obligue al arrendatario a contratar un seguro a todo riesgo incluyéndolo como beneficiario.

Aunque no siempre es así.

¿Qué ocurre si tenemos un accidente y nuestro vehículo es declarado siniestro total?

En el caso del renting, no vamos a tener demasiadas complicaciones, ya que el seguro de los vehículos son seguros a todo riesgo por lo general.

El perceptor de la indemnización en este caso será siempre el arrendador.

En el leasing, ocurre algo diferente.

El propietario del bien será el arrendador, pero el arrendador no toma para sí ningún seguro, sino que es el arrendatario el que corre con ese gasto.

La póliza de seguro del vehículo, puede contener una cláusula que establezca como beneficiario del mismo a la empresa arrendadora-

La cía antes de indemnizar solicitará siempre la propiedad del vehículo y las posibles reservas de dominio que recaigan sobre él.

Pagar, paga siempre la aseguradora…

En el caso del renting, no hará falta que el asegurado se implique en el proceso para que el arrendador cobre la indemnización.

No obstante, el leasing sí obliga al arrendatario a dar parte a la compañía donde tenga asegurado el vehículo.

Y en caso de no estar asegurado por algún motivo u error, será el arrendatario el que responda por los daños ocasionados.

LaGuiadelSeguro

LaGuiadelSeguro

Somos un blog de actualidad con artículos interesantes sobre el Mundo de los Seguros. Tratamos información útil y relevante para entender mejor el funcionamiento y la operativa del Sector. A través de este blog, podrás acceder a multitud de cotizadores propios y/o de terceros de todos los ramos con las mejores ofertas de un mercado que evoluciona cada momento. ¿Quieres un precio sin sorpresas exclusivamente para ti? ¿Subastamos tu póliza con las mejores compañías para que no tengas que preocuparte de nada? ¿No sabes bien qué tipo de seguro se puede adaptar a tus circunstancias personales? Contamos con un equipo de profesionales altamente cualificado con más de 20 años de experiencia siempre a tu disposición. Puedes contactar con nosotros por email en adm@laguiadelseguro.info o por teléfono en el 623.19.37.01. También hablamos WhatsApp. ¡Atendemos tu solicitud en 24 horas laborables!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto. Puedes leer más en nuestra política de cookies.

Cerrar