Adiós a la bonificación del seguro con algunas cías.

La información que todos piden para contratar

Mucha es la información que tenemos que aportar cuando pedimos presupuesto para un vehículo.

Dni, nombre y apellidos, fecha de nacimiento, fecha de carnet, código postal, nacionalidad, etc.

Pero lo más importante para las compañías, lo que va a condicionar el precio del seguro, son los antecedentes que tengamos en los últimos 5 años.

Por encima incluso de cualquier otra información, como la edad, la fecha de carnet o incluso el tipo de vehículo

Lo primero es saber si eres buen conductor

Las cías antes de asumir el riesgo, quieren conocer qué comportamiento ha tenido el cliente como asegurado en otras aseguradoras.

Si ha tenido siniestros el presupuesto va a salir recargado, pero si los números son buenos, el precio saldrá bonificado.

¿Qué medios tienen las compañías para conocer esos antecedentes?

El dato más importante para hacer un seguro es la compañía actual en la que nos encontramos y el número de póliza de nuestro contrato.

Nos vale con los últimos cinco números.

El NIF/CIF, la compañía y el número de póliza va a permitir a las aseguradoras conocer nuestro historial de siniestralidad.

bonificación-del-seguro

¿Quieres saber cómo lo hacen?

Las compañías proporcionan presupuesto con un precio contrastado gracias a los antecedentes de otra póliza que se haya aportado.

Y nos mantendrá la cotización durante un período de tiempo, según la normativa interna de cada cía, un mes, quince días, tres meses…

Durante ese período la aseguradora puede convertirlo en póliza una vez nos hayamos decidido.

Hasta aquí ya sabemos que los precios dependen, fundamentalmente, de la bonificación que hayamos adquirido con el paso de los años.

Otros aspectos que influyen en el precio son la edad, los años de carnet o si incluimos a menores de 25 años como conductores ocasionales.

La bonificación hay que cuidarla

¿Qué pasa con la bonificación?

La bonificación se mantiene mientras hagamos nuestros seguros en compañías adheridas al sistema SINCO.

Éste no es más que un sistema informatizado que mantiene una empresa externa llamada TIREA.

Para que el sistema conecte con SINCO, la póliza de seguro que aportemos como referencia, ha de estar en vigor .

Mientras cambiemos de unas compañías a otras de la lista SINCO la bonificación no se perderá.

Cuando entramos en los numerosos comparadores que hay en internet, se nos abre un abanico de posibilidades muy amplio.

Nos ofrecen una gran variedad de precios y compañías, sin embargo, hay compañías y agencias de suscripción que no están en SINCO.

Habitualmente, estos comparadores nos ofrecen un precio aproximado, una cotización simulada.

Por eso, cuando llamamos para contratar, nos hacen multitud de preguntas, y a veces, el precio no corresponde con el primero que hemos obtenido.

Por tanto, el precio posteriormente debe ser confirmado y ahí nos llevamos la sorpresa.

No SINCO, adiós bonificación

¿Y si yo contrato el seguro con una cía que no esté en SINCO ocurre algo?

Si contratamos con una compañía que no esté en SINCO podemos olvidarnos de la bonificación que tengamos en ese momento.

Sencillamente la perderemos, aunque mantendremos historial en las compañías en donde hayas estado asegurado antes.

Sin embargo, compañía como HELVETIA o PLUS ULTRA no dan precio si no se aporta una póliza actual en vigor. Al igual ocurre con otros aseguradores.

Cuando queramos cambiar de compañía, las compañías no darán precios interesantes para nosotros, al no poder acreditar tener buena bonificación.

Hay que tener muy presente que esto ocurre con independencia del número de años que llevemos asegurados.

En este supuesto, tendríamos tres soluciones molestas:

Una de ellas sería volver a la compañía origen, es decir, la última compañía SINCO que nos ofrecerá un precio algo mejor que el resto.

Como hemos comentado antes, guardan nuestro historial en sus propios sistemas.

Y otra opción sería probar suerte en alguna compañía donde tengamos otras modalidades de seguro, hogar, vida, decesos.

Si estamos asegurados en una compañía que no está en SINCO, podemos solicitar la emisión de un certificado de siniestralidad.

Si aportamos este certificado a la hora de pedir precio, obtendremos una cotización mejor.

Lo que ocurre es que tendremos que tener una paciencia infinita, ya que las compañías no suelen dar con tanta facilidad estos certificados.

Si tienes bonificación y quieres seguir disfrutando de buenos precios, ten cuidado de no salirte del sistema SINCO.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto. Puedes leer más en nuestra política de cookies.

Cerrar